¿Te preguntas qué bebida merece el título de la más saludable? ¿Comienzas tus mañanas con el vigor de una taza de café recién hecho o prefieres el empuje más suave del té caliente?

Como comentan desde Supernat, ambas opciones aportan beneficios a tu rutina diaria, siempre y cuando se consuman con moderación. Si tiendes a sentirte nervioso, el té podría ser la elección más adecuada, mientras que si necesitas un impulso energético, el café podría ser tu mejor aliado.

Pero, ¿cómo se comparan realmente estas dos bebidas?, ¿café contra té?, sigue leyendo para descubrir datos fascinantes sobre el café y el té.

beneficios del café

1. Contenido de fibra

El café matutino no solo te despierta, sino que también aporta fibra. Con entre 1.1 y 1.8 gramos por taza, el café puede contribuir significativamente a tus necesidades diarias de fibra. Por otro lado, el té no contiene fibra a menos que decidas consumir las hojas directamente.

¡Round para el café!

2. Concentración mental

Tanto el café como el té contienen cafeína, lo que puede mejorar la concentración, la atención y el estado de alerta. Sin embargo, el té tiene la ventaja de proporcionar cafeína suficiente para mejorar el rendimiento sin interferir con el sueño.

¡Un punto para el té!

3. Beneficios para la microbiota intestinal

Ambas bebidas son ricas en polifenoles, que se cree que benefician la salud. Sin embargo, el café contiene más polifenoles que el té verde, que a su vez supera al té negro.

¡Un punto para el café!

4. Salud cardiovascular

Tanto el café como el té pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares debido a su contenido de antioxidantes y polifenoles.

¡Empate!

5. Reducción del riesgo de cáncer

El café se ha asociado con tasas más bajas de varios tipos de cáncer, incluidos el colorrectal, el de próstata, el de hígado y el de mama.

¡Un punto para el café!

6. Prevención de la diabetes tipo 2

Aunque la cafeína puede causar picos temporales en los niveles de azúcar en sangre, los bebedores habituales de café tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

¡Un punto para el café!

7. Niveles de estrés

El té, especialmente el verde o negro, puede ayudar a reducir los niveles de cortisol y promover la relajación, mientras que el exceso de cafeína en el café puede aumentar el nerviosismo y la ansiedad.

¡Un punto para el té!

8. Longevidad

Los bebedores de café y té tienden a vivir más tiempo que aquellos que no consumen estas bebidas, con el té asociado específicamente a una mayor longevidad.

¡Round para el té!

En la batalla por los beneficios para la salud, el café sale vencedor. Los bebedores de café pueden alzar una taza por la fibra, la salud de la microbiota y la reducción del riesgo de cáncer y diabetes. Pero los bebedores de té también tienen mucho que celebrar. El té es indudablemente bueno para la presión arterial, el colesterol, los niveles de estrés, la salud mental y la productividad. Ambas bebidas ganan en salud cardíaca y longevidad.

Y en el caso del té, tienen probabilidades muy altas de que haya más beneficios para la salud aún por descubrir. Una de las razones por las que el café se asocia a más beneficios para la salud que el té es que ha sido objeto de muchos más estudios.

Así que, ¿qué prefieres, té o café?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.